Como profesionales de la asistencia en carretera en Bilbao queremos dedicar este post a contarte cómo reaccionar con tranquilidad si se te rompe el parabrisas mientras estás al volante.  


Sabemos que una luna de coche no siempre se rompe en las condiciones más favorables. En ocasiones, una velocidad alta puede ser la razón teniendo en cuenta que de esta forma tenemos más posibilidades de que salten elementos del asfalto al cristal. Por eso, en Grúas Otero recomendamos, como en todo lo referente a la conducción, mantener la calma y reaccionar con rapidez si, estando en marcha, vemos que le pasa algo raro al parabrisas. Ten en cuenta que estamos hablando de un elemento de seguridad pasiva del vehículo concebido para que, si recibimos el impacto de un agente extraño, el cristal no se parta y tan solo se agriete.


Al notar un impacto en la luna tenemos que evitar frenar en seco porque podríamos causar una colisión por alcance. Lo que haremos será levantar el pie del acelerador para aminorar la velocidad de forma progresiva. Como profesionales de la asistencia en carretera en Bilbao te recordamos la importancia de activar las luces de emergencia para avisar a los demás coches de lo que está pasando. Mantén el volante firme e intenta romper el resto del parabrisas con un golpe seco para recuperar rápido la visibilidad. Después llámanos para llevar el coche al taller lo antes posible. De todos modos, para evitar sustos mantén siempre la distancia de seguridad en carretera para que no salten elementos de los coches de delante o incluso de la calzada impulsados por las ruedas.